jueves, 20 de septiembre de 2012

Presentación de firmas contra el traslado a la nueva sede

La semana pasada se presentó en el registro de Fomento el escrito en el que se pone de manifiesto la opinión contraria de los trabajadores de AESA al traslado a la nueva sede.

 

Gracias a tod@s los compañeros de AESA, casi 200 de los casi 400 empleados de la Agencia, que han firmado dicho escrito.

 

martes, 31 de julio de 2012

Preguntas a los Señores Diputados



Las preguntas serían las siguientes señores diputados:

¿Hasta qué punto les interesa una administración estructurada, independiente y profesional, es decir, compuesta exclusivamente de funcionarios de carrera, con los perfiles técnicos y directivos necesarios, debidamente formados y retribuidos, tal y como también aconseja la Organización de Aviación Civil Internacional?

¿Es mejor dejar sin medios humanos ni materiales a la Administración del Estado para que así se pueda justificar el uso intensivo de entes “colaboradores” y consultoras, sujetas exclusivamente al interés de sus directivos o accionistas, que por supuesto, nos facturan a todos mucho más por sus servicios? ¿Será un dinero de ida y vuelta para algunos?

Son preguntas que con el paso de los años se responden sólo por la vía de los hechos.

Lo triste es que, como es habitual, haya que esperar a una mala noticia en los medios de comunicación para que al menos se tome alguna medida cosmética.

martes, 24 de julio de 2012

Carta de despedida de España. (Gracias Pedro)

Cuando era pequeño, mi madre me decía "hijo, estudia y trabaja duro, y sobre todo sé honrado, que acabarás siendo recompensado" y yo le hice caso, porque mi madre, a pesar de ser cajera de supermercado, había conseguido sacar adelante ella sola a sus hijos y darles una educación, que fue prácticamente nuestra única herencia.

Así que me apliqué primero en la EGB, luego en el bachillerato y saqué una de las mejores notas en selectividad. Decidí aprovechar al máximo mis cualidades y cursar Ingeniería Superior de Caminos, Canales y Puertos, a pesar de saber que era una de las carreras más difíciles que existían en España. Sufrí de lo lindo, todos mis compañeros eran muy buenos estudiantes (la nota de entrada era muy alta), y mientras que mis amigos de instituto se lo pasaban bien en esa época, yo tenía poco tiempo para otra cosa que no fuera estudiar.

Acabé la carrera en 7 años, un tiempo que resultó ser inferior a la media, pero que me pareció eterno, y empecé a trabajar haciendo proyectos para el sector de la construcción. Durante unos años gané un sueldo muy superior al de mis amigos de instituto, creía que por fin el esfuerzo había merecido la pena, pero mi empresa hacía constantemente cosas ilegales para ganar mucho dinero fácil, dinero que en parte, todo el mundo lo sabía, acababa en manos de políticos corruptos,  y el negarme a hacer estas cosas me estaba causando  muchos problemas y se estaba creando un mal ambiente con mis jefes.  

 Dada la insostenible situación, y viendo que acabaríamos pagando todos algún día aquel  despilfarro y mala forma de hacer las cosas, pensé que hacer una oposición era una buena salida. Entre otras cosas me atraía la idea de trabajar para el país en lugar de intentar saquearlo para beneficiar a no se sabe bien quién.

En las oposiciones tendría que competir con sólo ingenieros de caminos como yo, por lo que no iba a ser nada fácil. Estudié duro en el tiempo que me quedaba a la salida del trabajo, solía dormir entre 4 y 5 horas cada día y para mí no existieron casi los fines de semana. Se me hizo infernal a pesar de estar acostumbrado a trabajar y estudiar muy duro, pero al cabo de dos años conseguí aprobarla.

Cuando lo dije en mi trabajo, la gente no entendía mi decisión. ¡Iba a ganar 10.000 € menos! (la gente no se imagina lo mal pagados que están los funcionarios). Se acabarían las comidas en restaurantes de lujo con clientes, los pluses de productividad, las cestas y cenas de navidad, el coche de empresa... ¿Por qué valorar la seguridad del puesto de trabajo si las cosas iban viento en popa en la empresa?.  No podían entender que yo valorara otras cosas. De todas maneras yo nunca valoré lo mismo que ellos, cuando gané dinero no me compré ni un Audi ni un BMW, ni me hipotequé hasta las cejas para comprar un chalet en la zona norte de Madrid pensando que ése iba a ser mi sueldo toda la vida.

Si aún viviera, mi madre habría estado orgullosa de lo que había conseguido aprobando la oposición, pero desde el principio de conseguir la plaza, por algún motivo, para el mundo pasé de ser un admirado y capacitado currante, a ser un vago.  

 Yo no noté mucha diferencia en mi capacidad de trabajo, tal vez ahora tenía un horario más racional (que pagué a precio de oro, recordad), pero dado que el personal donde trabajaba había sido reducido en los últimos años y que había mucho trabajo por sacar, seguí trabajando de forma intensa, igual que mis compañeros. La verdad es que alguien que se ha pasado la vida trabajando duro no se convierte en un vago de la noche a la mañana, digamos que no está en los genes o en el carácter más interno de uno, y no hablo sólo de mí, sino de todo licenciado/ingeniero que además se ha sacado una oposición, a los que no considero muy diferentes de mi caso.

Y sin embargo en todos los sitios a la gente le encantaba hablar de los funcionarios y decir que eran unos vagos. Me lo decían especialmente los que no se habían trabajado nada en la vida, éstos eran los más duros con las bromas y las críticas. Al resto les bastaba con un "Tú no, por supuesto, te conocemos y eres un caso especial, pero sé de un caso… bla, bla… y eso creo que es lo habitual". Siempre me acababan metiendo en un saco de imaginarios administrativos  que se pasan el día poniendo sellos a no se sabe muy bien qué papeles y tomando cafés en igual proporción, en el tiempo que no están yendo de compras en horario de oficina (¿de dónde habrá salido ese mito?, yo llevo unos años pisando administraciones y jamás he visto a nadie hacer la compra en horas de trabajo, y sin embargo todo el que ha tenido que hacer algún trámite en su vida parece haber visto el caso o que se lo hayan contado).

Me desgañité tratando de explicar que el número de administrativos funcionarios se ha reducido mucho en los últimos años, al igual que en las empresas, al auntomatizarse/informatizarse este trabajo, y que ahora los trabajos meramente administrativos los desempeñaban en gran medida empresas subcontratadas que ponían su personal, y por los que la Administración paga del orden de tres veces lo que costarían como funcionarios, mientras que ellos reciben un sueldo inferior (para eso sirven básicamente las privatizaciones, no penséis que es para aumentar la eficiencia tal y como os cuentan).  Los funcionarios actualmente son un grupo muy cualificado, en la que la mayoría son mayoría los médicos y  profesores, los policías y bomberos en menor medida, y en sitios como en el que yo trabajo, son mayoría los ingenieros. Desde luego no es la gente más sospechosa de ser vaga.

En fin, que de repente he pasado a ser despreciado laboralmente por la gente, a pesar de ser la misma persona, a pesar de trabajar para ellos en lugar de contra ellos como hacían mis excompañeros, y para colmo, al llegar la crisis, la agresividad de la gente ha aumentado mucho, y mis excompañeros, que ahora se han quedado sin trabajo con el hundimiento de la construcción, ahora envidian mis 1.700 € de sueldo, y me llegan a decir que nos tendrían que echar a todos (yo nunca les desee mal, ¿por qué ese odio de repente?). Incluso los políticos parecen envidiar también nuestros puestos de trabajo, no para ellos en concreto, ya que no sabrían cómo vivir con mi sueldo, sino para sus familiares y amigos, y desde hace muchos años hay una pretensión de los mismos de poder abarcar los puestos altos de la administración que actualmente, por ley, corresponden a funcionarios. No me cabe duda de que si ellos accedieran a esos puestos, automáticamente subirían los  exiguos salarios asociados.

Como parece que todo el mundo ahora me odia y me desprecia, y además mis condiciones laborales empeoran cada vez más, especialmente el sueldo, aparte de los recortes que sufre todo español, y viendo que el futuro no va a ser mejor, visto el camino que hemos tomado como país, contacté con un amigo sueco para que echara mi currículum en su empresa, y… ¡me han hecho una oferta inimaginable!.  Me comentan que valoran mucho mi gran formación y experiencia profesional y que estarían orgullosos de contar con alguien como yo en su empresa.  

 Suecia dicen que es uno de los países del mundo en los que la gente vive mejor, es un país muy avanzado en el que sus políticos viven en casas y pisos normales, sin mayores lujos que sus ciudadanos, sin coches oficiales blindados ni palacetes, en el que no se derrocha el dinero en construcciones megalómanas inútiles y en cambio sí se gasta en las personas, que además cuentan con un horario laboral racional y muchas ayudas. Un país, en fin, en el que la corrupción es casi inexistente comparado con España. Así que les he dicho que sí.

 

Mi madre tenía razón, si uno estudia y trabaja duro, y es honrado, acabará siendo recompensado, ¡pero no en este país!.

 

Pedro.

 

 

martes, 17 de julio de 2012

Contra el derroche en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

Sra. Ministra de Fomento:

 

CC. Sr. Presidente a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

Despacho A-510.

 

En relación con la noticia aparecida recientemente en la prensa nacional de acuerdo a la cual, la Sra. Vicepresidenta del Gobierno se congratula del ahorro de 17 millones de euros en alquileres, y las medidas tomadas en la función publica de eliminación de la paga de Navidad y reducción de asuntos propios los abajo firmantes queremos exponer lo siguiente:

 

Que el pasado mes de julio de 2011, a pesar de la reiterada oposición de sus trabajadores, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) trasladó su sede desde el edificio del Ministerio de Fomento del Paseo de la Castellana 67, donde no se pagaba alquiler, al Centro Comercial ModaShopping, General Perón 40, donde ha de pagar un alquiler anual de 3.7 millones de euros.

 

Que el despilfarro de estos 3.7 millones de euros de dinero público, del cual los trabajadores de AESA no tienen la culpa, contribuyen al déficit público, y por ende a la subida de la prima de riesgo y bajada de sueldo de los funcionarios.

 

Que los trabajadores públicos no deben sufrir una rebaja de sus sueldos mientras existan gastos innecesarios que puedan evitarse.

 

Que en el edificio del Ministerio de Fomento existen actualmente despachos libres.

 

Por ello se solicita:

 

Que la sede de AESA vuelva a estar situada a la mayor brevedad de tiempo en el edificio del Ministerio de Fomento en Paseo de la Castellana 67.

 

Que cese el despilfarro de dinero público en AESA.

 

miércoles, 14 de marzo de 2012

¡ GANAMOS ! Sentencia favorable a los empleados de AESA

Por fin tenemos la sentencia del contencioso-administrativo contra las bases para la admisión de nuevos alumnos en el Centro de Educación infantil de Fomento.

En dicha sentencia, de forma contundente, se ratifican punto por punto, los argumentos que desde FEDECA (ACIAE) se defendieron en beneficio de tod@s los empleados de AESA, según los cuales no se nos podía excluir del derecho a acceder a la guardería por el cambio de sede.

Esto puede cobrar especial importancia este año, ante la drástica reducción de plazas que se prevé para el próximo curso en el CEI, debido a la falta de recursos.

¡Muchas gracias a tod@s los que lo habéis hecho posible!

sábado, 10 de marzo de 2012

Condiciones de entrada de los ingenieros aeronáuticos, sueldos, horarios...

 

Ante la nueva convocatoria de interinos estamos recibiendo muchas consultas sobre las condiciones de trabajo y el sueldo de los Ingenieros Aeronáuticos pertenecientes al Cuerpo.

 

En relación con la Convocatoria de Interinos, hasta donde conocemos, la Administración ofrece una especie de "Contrato por Obra". Las "obras" están relacionadas con las actividades extraordinarias que está realizando la Administración con motivo de la Certificación de Aeropuertos, Proveedores de Servicios de Navegación Aérea y la Implantación del Programa Estatal de Seguridad Aérea. El tipo de trabajo es a tiempo completo con jornadas de 37,5 horas por semana o 40 horas si se tiene especial dedicación.

 

Los funcionarios interinos tendrán plenas atribuciones y plenas responsabilidades en aquellos trabajos que se les encargue, al igual que las tienen los funcionarios de carrera. Los sueldos de los funcionarios recién entrados se calculan igual que los de los demás funcionarios, y les estimamos un complemento específico de unos 10.000 euros anuales.

 

Las posibilidades de consolidar la plaza en algún proceso de funcionarización sin oposición teóricamente son nulas. Aquellos que quieran ser funcionarios de carrera tendrán que superar una fase de Oposición – Concurso, donde en la fase de oposición deberán competir en igualdad de condiciones con aquellos que no son interinos. La Oposición consta de aproximadamente 120 temas y en esta misma página puedes encontrar vínculos al BOE de la última convocada. La oposición es eliminatoria, no pudiendo superarla más aspirantes que plazas ofertadas. Una vez en el Concurso si podrán alegar sus méritos como interinos, pero para llegar hasta allí, deben haber superado la oposición, que sólo superan tantos aspirantes como plazas ofertadas.


ACIAE no puede responsabilizarse de la exactitud de esta información puesto que está íntegramente basada en información no oficial y suposiciones a futuro en base a experiencias pasadas, pero al fin y al cabo suposiciones.

martes, 6 de marzo de 2012

Cristóbal Montoro, asegura que no proyecta reducir los sueldos de los funcionarios

 

http://www.expansion.com/2012/03/05/funcion-publica/1330953636.html?a=8b9fa4bbd6ec2ae781ea9836a5b92527&t=1331021321

 

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, asegura que no proyecta reducir los sueldos de los funcionarios, pero sí eliminar empresas públicas y ha asegurado que éstas "no están generando servicios y dan lugar a todo tipo de corruptelas".

Según Montoro, que ha participado este lunes en Málaga en el Forum Europa-Tribuna Andalucía, las empresas públicas "dan cobijo" a empleos que "no van relacionados con la oferta de servicios públicos y eso es un empleo improductivo, gravoso y costoso para todos". "Hay que adelgazar esa parte de la administración rápidamente e ir a criterios de transparencia", ha apostillado, recalcando que en algunas se hace un tipo de gestión "anómalo", informa Europa Press.

Montoro insiste en que el Gobierno de Mariano Rajoy "no tiene ningún proyecto de reducir los sueldos de los funcionarios". Es más, ha agregado que si esto se hiciera "nos haría caer más y se desplomaría la confianza que ya sufre la sociedad española".

El ministro ha criticado que se "desvirtúe" el papel del funcionario y recalca que se quiere "proyectar" la función y el futuro de estos trabajadores, a los que ha pedido que entiendan que hay que salir de la crisis económica actual "con más trabajo, no con menos". "Tener un puesto no es tener un puesto asegurado de por vida, sino que lo tengo para trabajar en un servicio público", ha sostenido.

Para él, estos trabajadores "son los primeros en trabajar eficientemente en los servicios públicos"; por ello, ha indicado que el trabajar hora y media más a la semana "es para promover un servicio más eficiente y la mayoría entienden el valor de su tarea".